Cuidados de la joya

En KUSS hacemos joyas que son como tesoros y hay que cuidarlos como tal.

 

La mejor manera de cuidar tus tesoros, es:

  • Nunca exponerlas a cremas, perfumes ni jabones. El contacto directo con estos productos puede manchar las piezas. Evita rociar cosméticos o lacas para pelo sobre tus joyas ya que contienen ingredientes que pueden lastimar las piezas. (Coloca tus joyas al final de tu rutina diaria, justo cuando vayas a irte de casa y después de haberte aplicado todos los productos de belleza que usas.)
  • Guardarlas en su pack original, en un lugar donde no reciban ningún tipo de luz directa, ni humedad.
  • El agua de mar también puede dañarlas y alterar su color.
  • Evitar el contacto con productos de limpieza.
  • Aunque te suene extraño, dormir con las joyas puestas, hará que el sudor las dañe. Siempre quitárselas para dormir.

 

Para limpiarlas:

  • Evita el cloro, amoníaco y alcohol ya que pueden causar un daño permanente a tu pieza. Puedes preparar un remedio casero que tengas siempre a mano con bicarbonato que es útil para quitar las manchas leves en nuestros objetos de plata, frotándolo sobre la superficie de nuestras joyas limpia las manchas y oxidaciones de la plata.
  • Nunca uses ningún producto limpia metal o brilla metal en crema o líquido, ya que contienen ingredientes muy abrasivos que luego necesitan ser neutralizados.
  • La mejor manera de limpiarlos de forma casera es con un paño de algodón o una gamuza seca, sin ningún producto abrasivo.